Los Pirineos Catalanes pueden presumir de altas cumbres de hasta 3000 metros, así como de magníficos prados, cauces y saltos de agua, impresionantes valles glaciales y hermosos pueblos medievales de montaña. Desde nuestra base en dos hoteles familiares exploraremos los alrededores del Parque Nacional de “Aigües Tortes”. Al regreso de la caminata del día podremos disfrutar de la deliciosa gastronomía local.